Highlight, una advertencia al futuro de la privacidad

14 de marzo, 2012 | Blog | Social media, Tendencias


Como en cada edición, el SXSW presenta e impulsa las mejores tecnologías emergentes del año. Anteriormente, redes sociales como Twitter y Foursquare tuvieron un gran apogeo gracias a su exposición en dicho festival. En esta ocasión, Highlight se llevó las palmas. Aplicación móvil para iPhone basada en geolocalización pasiva, donde el objetivo principal es conocer a las personas que te rodean, claro, todo a través de un ambiente digital. Describiré su funcionamiento con un pequeño ejemplo:

Mientras caminaba por la ciudad decidí activar Highlight. De pronto, suena una alarma, la aplicación me indica que alguien está cercas de mi, la abro, eras tú, no nos conocemos, es más, eres de otro país y vienes de visita. Ambos accedemos al perfil público, sin cruzar palabra y sin voltearnos a ver cara a cara, nos descubrimos uno al otro. Encuentro que estás a 5 metros de mi, eres diseñadora gráfica, vienes de San Francisco, tus gustos son parecidos a los míos, hasta pude conocer a tu familia y los lugares que frecuentas a través de la galería fotográfica. Fue un hola efímero, sin misterio. Seguimos caminando, sin despedida.

¿Qué tan grave es incurrir en estas prácticas?, sinceramente, mucho. La privacidad y las relaciones personales están siendo aniquiladas por el verdugo de la tecnología. Hace poco, cerré mi cuenta de Foursquare, famoso servicio de geolocalización. La aplicación me estaba consumiendo dentro de un sistema hostil de supuestas acreditaciones sociales, pero lo único que lograba, era favorecer la dependencia  a una red trivial. Desde que soy usuario de las redes sociales mi vida ha estado expuesta hacía los demás, pero fue peor, cuando fui totalmente localizable.

Con Highlight es todavía más espeluznante. Además de estar siempre localizable, altera los comportamientos humanos simples y rompe, principalmente, la protección de la información personal. Tampoco es errado asegurar que la aplicación se presta para fines delictivos, y lo aclaro, sin acepciones culturales. La tendencia de ser ciudadanos “digitales” no significa potencializar el acceso a nuestra persona (o vida), sino a los  derechos humanos y derechos de ciudadanía a la sociedad de la información. Sobre esta advertencia, un dicho popular: “más vale una palabra a tiempo, que cien a destiempo”.