Tendencias en la Web: caso Pinterest

Nota: Este texto describe a Pinterest como una nueva herramienta social de Internet, pero también, encontrarás un marco teórico sobre las innovaciones  y los servicios clave en la organización de la información de la Web

Introducción

Desde su creación, Internet ha sido  una maquina imparable de producción de nuevas tecnologías, servicios dentro de la Web que nos ayudan a realizar cualquier tipo de tarea sin importar que tan específica sea, además, con fines diversos como la productividad, el entretenimiento y, uno de los más importantes para los usuarios, el aspecto social y comunicacional.  Sin embargo, no todos los productos tienen el mismo impacto cultural y económico, algunos acaban sólo en nichos, y otros alcanzan la difusión masiva, como lo explica Everett Rogers en su Teoría de la Difusión de Innovaciones. Facebook, es un claro ejemplo de una red social que logró un desarrollo y penetración importante a través de distintas comunidades, pese a que no era una innovación, sino una mejora.

Read more “Tendencias en la Web: caso Pinterest”

Facebook y las relaciones sentimentales

“¿Quién es ese cabrón que comentó en tu foto?”, exclama el novio enfurecido. “No sé amor, no lo conozco, ni siquiera sabía que lo tenía”.  “No te hagas, bien que sabes”, arremete con tono suspicaz. La discusión continúa sin rumbo, y termina con un “bórralo de tu lista de amigos”.

Si bien es cierto, Facebook es la ventana para conocer el mundo que rodea a tu pareja, pero también, es una bomba de celos y malos entendidos. Nadie tiene el control absoluto del perfil personal, nadie puede escaparse de situaciones lejos de ser provocadas por uno mismo. Las redes sociales nos sumergen en un estado de aceptación y validación social, por ello, mostramos la mejor cara, podría decirse que llevamos vidas en paralelo. Una ilusión de la personalidad. Read more “Facebook y las relaciones sentimentales”

Música, fans y los nuevos hábitos de consumo

Tenía 8 años cuando Café Tacuba lanzó su disco “Re”, me volvía loco escuchando “Ingrata”.  Lo recuerdo como si fuera ayer. En ese entonces vivía en Armería, un municipio pequeño del estado de Colima.  Había descubierto el rock, Telehit, MTV y una gran diversidad de géneros, que entre más “pesados” fueran, más me agradaban. En esa época era común que mis  compañeros de la escuela no tuvieran las mismas preferencias musicales que yo, pero eso me gustaba, creía que me hacía diferente. Era extraño, porque en paralelo solía disfrutar la música norteña y la banda. Frente a mi casa, el restaurante de Licho Rincón solía tener la rockola a todo volumen, se escuchaba a Ramón Ayala, Los Tigres del Norte, Los Originales de San Juan, entre otros. Eran tiempos de descubrimientos, tiempos analógicos.

Me desvelaba sintonizando los canales musicales de televisión, compraba revistas, husmeaba entre los anaqueles de Mr. CD. Esos eran mis únicas vías para conocer grupos nuevos, nunca me gustó la radio. Llegó 6to de primaría, y tras enfadar, sí, enfadar a mis padres, me compraron mi primer estéreo. Un Sony, incluía lectora de cassettes y discos compactos. Corrí por mi primer disco, Control Machete – “Mucho barato”. Continúe con Molotov, Plastilina Mosh, y así sucesivamente. Me emocionaba ver crecer mi colección de CDs.

En la secundaría empecé a compartir música con mis amigos. La palabra  “compartir”, en la actualidad  puede escucharse dentro de un contexto digital, pero antes, era todo lo contrario. Salíamos de clases, y nos íbamos directo a mi casa. Prendíamos el estéreo y platicábamos acerca de los grupos que nos interesaban. Al finalizar la tarde, intercambiamos los CDs, y al siguiente día, volvíamos a platicar sobre ello. Existía el contacto, las relaciones humanas, y sobre todo, una experiencia colectiva y única en el adquisición de nuevos conocimientos musicales. Read more “Música, fans y los nuevos hábitos de consumo”

Mi vida con un Blackberry

Este artículo no es presunción, ni mucho menos; la adquisición de un teléfono inteligente (o smartphone) me significó un debate interno de cientos de preguntas: ¿realmente lo necesito?, ¿para qué lo voy a utilizar?, ¿qué beneficios obtendré a corto y a largo plazo?, ¿Blackberry vs iPhone?. Lo cierto es que no me gusta hacer gastos innecesarios, ni ser arrastrado por las modas. En fin, terminé adquiriendo uno. El Blackberry fue mi elección, y no sólo por el plan económico, sino que se adaptaba a mis necesidades básicas: Internet y aplicaciones sociales.

De inmediato me adapté a él (o eso creo), y todo porque pasé por la racha del juguete nuevo -picándole aquí y allá como endemoniado-. Empecé con las funcionalidades básicas de cualquier teléfono móvil hasta las semejantes a las de una computadora personal: agregué mis contactos, mandé SMS, agregué mis cuentas de correo electrónico, las redes sociales, descargué algunas aplicaciones, etcétera.

A lo largo de los meses he estado experimentando los efectos de mi adquisición y a su vez, observando los de otras personas. No hay duda, nos estamos llenando de interrupciones. El hecho de tener un smartphone es sinónimo de estar siempre conectado, ser presa de la inmediatez y ser víctimas de los reproches. Sin embargo, también hay cosas positivas. Para dar mayor énfasis a cada una, las describiré por separado: Read more “Mi vida con un Blackberry”

El SEO, ¿a la baja?

Con base a mi experiencia puedo decir lo siguiente: el trabajo como desarrollador Web es multidisciplinario. Pese a que hubo una transición del Webmaster (el todólogo de la Web) a la figura actual (basado en un rol específico), seguimos realizando una gran variedad de actividades para la creación de sitios y aplicaciones Web.

Una de las actividades poco remuneradas por los clientes y casi vista como indispensable, es el posicionamiento en buscadores, particularmente en Google, Yahoo! y Bing. La técnicas para favorecer la visibilidad del sitio Web dentro de los resultados del buscador, se le denomina SEO (Search Engine Optimization). La llegada de Google al ecosistema de Internet hizo que cambiara la forma de programar sobre esta plataforma, sobre todo, las pautas a seguir para tener éxito en el proyecto. Si no estás en los primeros resultados, será difícil tener visitas. En definitiva, trabajamos para Google aún cuando éste no nos pague. Read more “El SEO, ¿a la baja?”