Las tecnologías distractoras

Todas las mañanas abro mi lector de noticias. Siempre encuentro el lanzamiento de una nueva herramienta tecnológica, que según sus creadores, servirá para favorecer nuestra vida diaria. Esa es la creencia generalizada sobre las tecnologías de información, pero la realidad puede ser distinta. Y no trato de satanizarlas, existen más pros que contras, pero nos estamos llenando de notificaciones y distracciones, que merman la concentración e incrementan la ansiedad.

Desde las redes sociales, los celulares, sistemas de mensajería instantánea, correo electrónico, SMS, Whatsapp, lectores de RSS y más. Herramientas con fines de inmediatez, pero que reducen el descanso  tecnológico y mental.

Hace unos días, por ejemplo, me acerqué con una compañera de trabajo, mientras platicábamos revisaba su celular con una mano y con la otra, las notificaciones de Facebook. Por un momento me sentí solo, en medio de una oficina que parecía estar vacía. Vi en sus ojos un estrés por no contestar a tiempo los mensajes, no comprendí hasta ese momento, la delicadeza del asunto. No somos libres como pensamos. Nos encadenamos a los artilugios tecnológicos y estos, nos manipulan como títeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *