Facebook y las relaciones sentimentales

“¿Quién es ese cabrón que comentó en tu foto?”, exclama el novio enfurecido. “No sé amor, no lo conozco, ni siquiera sabía que lo tenía”.  “No te hagas, bien que sabes”, arremete con tono suspicaz. La discusión continúa sin rumbo, y termina con un “bórralo de tu lista de amigos”.

Si bien es cierto, Facebook es la ventana para conocer el mundo que rodea a tu pareja, pero también, es una bomba de celos y malos entendidos. Nadie tiene el control absoluto del perfil personal, nadie puede escaparse de situaciones lejos de ser provocadas por uno mismo. Las redes sociales nos sumergen en un estado de aceptación y validación social, por ello, mostramos la mejor cara, podría decirse que llevamos vidas en paralelo. Una ilusión de la personalidad.

Hace unos días platicaba con mi novia acerca de esto, reflexionamos sobre el impacto que puede provocar en una relación, cómo la virtualidad y la esfera pública remete en la vida sentimental. Es innegable que Facebook facilita el conseguir pareja, dentro de su misterio, potencializa las relaciones secretas. Dicho de otro modo, no todo lo que se ve, es lo que es, ni todo lo que se ve, es: muros vemos, inbox no sabemos. Sin embargo, no debemos entrar al círculo vicioso de la desconfianza.  Se trata de desvirtualizar el medio, no dejarse llevar por los mecanismos de socialización impuestos para complementar la interacción con otros individuos.

Se engloba en dos palabras, confianza y comunicación, ejes principales para sobrellevar una relación de pareja. Si éstas no existen, predominará el mundo virtual, el imaginario, el siempre engañoso e irreal.

2 Replies to “Facebook y las relaciones sentimentales”

  1. Chiiin!! amigo diste en el clavo no pudiste escoger mejor tema que algo que se esta viviendo hoy en día…y pues ahora si que la clave es la confianza…pero que dificil es no caer en la trampa de los celos :S

  2. YOU KNOOOOOW .. tienes mucha razon face es uno de los principales factores que provcan malos entendidos y problemas en pareja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *