El SEO, ¿a la baja?

Con base a mi experiencia puedo decir lo siguiente: el trabajo como desarrollador Web es multidisciplinario. Pese a que hubo una transición del Webmaster (el todólogo de la Web) a la figura actual (basado en un rol específico), seguimos realizando una gran variedad de actividades para la creación de sitios y aplicaciones Web.

Una de las actividades poco remuneradas por los clientes y casi vista como indispensable, es el posicionamiento en buscadores, particularmente en Google, Yahoo! y Bing. La técnicas para favorecer la visibilidad del sitio Web dentro de los resultados del buscador, se le denomina SEO (Search Engine Optimization). La llegada de Google al ecosistema de Internet hizo que cambiara la forma de programar sobre esta plataforma, sobre todo, las pautas a seguir para tener éxito en el proyecto. Si no estás en los primeros resultados, será difícil tener visitas. En definitiva, trabajamos para Google aún cuando éste no nos pague.

Durante muchos años el SEO fue producto de constantes cursos, congresos, tutoriales en línea y miles de publicaciones en blogs. Eran días de la lucha intensa por los estándares y las tecnologías libres. Aún cuando el mismo Google incorporo AJAX por primera vez en la Web en el 2004, ésta no favoreció la indexación de contenido en los buscadores, pero sí la experiencia del usuario desde la nevagación hasta la presentación. Ahora, tras el arribo de las redes sociales y los dispositivos móviles, todo pareciera que vale más la experiencia del usuario, la sociabilidad y la viralidad, que el ser encontrado por el buscador.

Es cierto que depende del tipo de proyecto, no es lo mismo una tienda en línea con catálogo de productos que una Web de geolocalización. Pero observamos los nuevos proyectos exitosos y en su mayoría se han enfocado en ser multiplataforma y multidispositivo, en lo que dicen y hacen las personas, en lo que sucede a su alrededor. Ha bajado el interés por estar posicionado en los buscadores (estadísticas sobre SEO), en cambio, los esfuerzos se han dirigidos  a crear comunidades y mantener a los usuarios conectados en todo momento, fuera y dentro de la Web. La estrategia social es la columna vertebral de los proyectos actuales. El SEO tradicional ha sido desplazado por el Social Media Optimization. Los usuarios ahora no buscan la recomendación de una maquina, sino de una persona.

Entonces, ¿el SEO está a la baja?, sí, pero no está completamente muerto. Seguirá como una función básica, pero no indispensable.

2 Replies to “El SEO, ¿a la baja?”

  1. Mencionare aquella frase tan trillada que dice “Siempre se aprende algo nuevo”, hoy aprendí que es el SEO. Buen articulo mi Héctor, y me gusto eso de: ” En definitiva, trabajamos para Google aún cuando éste no nos pague “. Saludos amigo que estes bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *