Adiós Messenger

Messenger-RIPHoy fue su último día de vida. Lo use por primera vez en una maquina de pantalla curva y con Windows 2000. Era muy rudimentario en aquellos tiempos. Conversaciones a puro texto, sin iconos, ni imágenes, ni siquiera foto de perfil. Encendía la maquina y lo primero que conectaba era dicho sistema de mensajería. No había nada mejor que tumbarme a conversar. Después, y mientras más moderno se volvía, lo utilizaba para intercambiar tareas, fotos y demás. Era entonces cuando la inmediatez me atrapó. Como también nos atrapó Facebook. Pero, ¿por qué muere?, porque lo privado se volvió obsoleto. Ahora lo público es sinónimo de reconocimiento. Con un poco de nostalgia, y con todas aquellas conversaciones que tuve guardadas en el baúl de los recuerdos, digo: te extrañaré querido compañero mensajero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *